PostHeaderIcon La Legislación sobre emisiones láser en diferentes paises.

La principal referencia con la que contamos en la actualidad para regular el uso del láser tanto en temas médicos como en la industria es la normativa IEC-825 de Seguridad en la Radiación de los Productos Láser, Clasificación de los Equipos, Requerimientos y Guía del Usuario, aprobada por la Comunidad Europea en el año 1989 (o sea, hace ya muchos años). Sin embargo, a pesar de existir esta legislación general, cada país de la UE tiene la última palabra a la hora de imponer unos requisitos que son obligatorios para el uso del láser.
En España, hasta la fecha no se ha creado ninguna normativa nacional que regule la utilización de los dispositivos  láser. Unicamente la Generalidad de Catalunña ha hecho incapié en el tema y ha dejado establecido que debe existir siempre un control médico en los casos en los que se utilice el láser para fotodepilación.

Tanto en Italia como en Grecia disponen de guías para la aplicación de los láseres en las clínicas y programas de educación en terapias láser. También en Francia han puesto en marcha dos normativas sobre seguridad en este tipo de aparatos láser. En Alemania son algo más estrictos y han creado una regulación que abarca la instalación y utilización del láser para fines médicos y afecta tanto al personal sanitario como a los fabricantes y a los importadores.
Sin embargo, tanto en Inglaterra como en Dinamarca no existe aún una legislación clara que controle este tema. Se inspeccionan y certifican autorizaciones para centros y clínicas, pero no existe demasiada presión estatal ni control para su uso.

En los casos de Estados Unidos y Canadá, parece ser que existe una información más exhaustiva y un mayor control del láser, tanto a nivel sanitario como industrial. Han publicado bastante documentación y los aparatos suelen ser revisados anualmente, en el caso de Los Estados Unidos, aparte de que existe una exigencia en cuanto a experiencia y capacitación para los profesionales por parte de los centros que utilizan equipos láser con regularidad.

Vemos con todo lo expuesto que aún hay mucho camino por andar en el tema de legislación de los aparatos de depilación láser y que un mayor control por parte de las autoridades sanitarias aumentaría la confianza del paciente que va a ser tratado en sesiones de depilación láser y espera que todo se desarrolle sin contratiempos y siempre por personal formado y especializado.

Los comentarios están cerrados.